martes, 8 de diciembre de 2009

RESEÑA HISTORICA

Antiguos habitantes de Jalisco
Se cree que los primeros habitantes que poblaron Jalisco, vinieron de Asia al cruzar accidentalmente el estrecho de Bering en busca de alimento, de este modo pasaron por Alaska, Canadá y Estados Unidos, "Teoría Americana", aunque otra teoría; "Difusionista", nos dice que también pudieron arribar a nuestra América, y de ahí extenderse a diferentes puntos de México, razas provenientes de las islas de Polinesia y Melanesia cruzando el Océano Pacífico; de lo que si se tiene conocimiento es de que los primeros habitantes de Jalisco se establecieron en los alrededores de Chapala y Zacoalco; que eran lugares propicios por su vegetación, y agua en abundancia, permitiéndoles cazar, pescar y recolectar raíces y frutos. Esto es posible constatarlo, gracias a los restos que se han encontrado en la región, tales como puntas de flechas, silbatos y anzuelos e incluso restos fósiles como el del mamut que se exhibe en el Museo Regional de Guadalajara y otro encontrado el año pasado en terreno que va dejando el lago.
Con el descubrimiento de la agricultura se establecen como grupos sedentarios y cultivan maíz, fríjol, hortalizas, chile y maguey habitando en rusticas construcciones con paredes de carrizo y barro y techo de palma o zacate.
Cuando estas comunidades satisficieron sus necesidades primarias, organizándose en su forma de vida, comenzaron a desarrollar habilidades para realizar objetos en cerámica para embellecer su entorno, asimismo comienzan a desarrollar un sentimiento de moralidad, expresado a través de las culturas Chupícuaro y Tumbas de Tiro.
La cultura Chupícuaro tuvo influencia en el norte del estado y en la zona de los altos de Jalisco, esta cultura se destacó por su cerámica,decorada con los colores rojo, crema y blanco.
Mientras la cultura de las Tumbas de Tiro, se caracteriza por la forma en que los pobladores de esa región sepultaban a sus muertos; éstos, envueltos en un petate eran depositados en fosas subterráneas cuya entrada era un pozo o "tiro" de 3 a 17 metros de profundidad, en la que se ponían objetos como: adornos de barro, cerámica, colares, pectorales, conchas etc. Ante la creencia de los indígenas que pensaban eso le podría servir al difunto en su otra vida.
Estas tumbas se localizan en algunos municipios del estado de Jalisco como son:
Magdalena, Antonio Escobedo, Etzatlán, Ahualulco, Ameca, Amatitán, Tala, Zapopan, Cuspala, Santa Acatlán, San Miguel Tonaya y Pihuamo.
Como información adicional, existen también tumbas de tiro en países centroamericanos como Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada